EL COUNSELLING SEXOLÓGICO O CONSEJO ASISTIDO: UNA RELACIÓN DE AYUDA.

En esta ocasión quisiera compartir con todas y todos un post sobre la metodología desde la que puede enfrentarse el consejo asistido en sexología. Es importante destacar que el principio que rige el consejo asistido supone que todas las personas estamos capacitadas para resolver nuestros problemas, si se nos permite y da la oportunidad de hacerlo con la ayuda necesaria; en este sentido la ayuda es proporcionada por el profesional de la sexología que se responsabiliza de informar y proporcionar herramientas y estrategias, en tanto que la persona usuaria se compromete en su propio cuidado y a través de una participación activa que puede incluir la lectura de libros, artículos, realización de ejercicios en casa y en las sesiones, el visionado de películas, documentales, etc.

El consejo asistido en sexología es un proceso de colaboración donde se atiende a los y las usuarias que consultan, no sólo en dar respuesta a las preguntas que traen sino en un camino de acompañamiento en la búsqueda de respuestas, reforzando la idea de diversidad y aumentando su autonomía. En la relación de ayuda que se establece para el rastreo de soluciones debe estar planteado desde la horizontalidad, huyendo del paternalismo y con el objetivo de sacar a la luz lo subjetivo.

Para promover la autonomía el asesoramiento sexológico pretende proporcionar otros puntos de vista sobre los asuntos que acercan a la persona usuaria a consulta introduciendo otros planteamientos que posibiliten mostrar nuevos caminos. El counselling se ha evidenciado de máxima utilidad en las situaciones en las que aparecen alteraciones emocionales (angustia, ansiedad, desmotivación, miedo, rabia, etc.) pretendiendo maximizar las competencias de la persona usuaria a través de:

  • La GESTIÓN EMOCIONAL, a través del reconocimiento de emociones.
  • Una COMUNICACIÓN EFICAZ, desde la que se proporcionan herramientas para la búsqueda de sus propias soluciones, fomentando así la autonomía.
  • El ACOMPAÑAMIENTO y apoyo para la búsqueda de
  • SOLUCIONES y DECISIONES compartidas.

Para Bimbela (2001) el verbo que mejor sintetiza la tarea del profesional es “facilitar”; facilitar conocimientos, instrumentos, herramientas, técnicas, habilidades, materiales, sugerencias, alternativas…tanto al usuario como a su entorno. Por otro lado, el verbo que más se acerca a la tarea básica del usuario es “conducir”; conducir su proceso, sus cambios comportamentales, su salud y sus decisiones respecto a ella.

Para la toma de las propias decisiones se ha mostrado de utilidad el MODELO DE SOLUCIÓN DE PROBLEMAS que busca:

  • La ORIENTACIÓN hacia el PROBLEMA, esto es, reconocer la actitud frente al reto (si esta es de evitación, impulsividad o proactiva).
  • DEFINIR EL PROBLEMA.
  • BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS.
  • BÚSQUEDA DE PROS Y CONTRAS DE CADA ALTERNATIVA.
  • ELECCIÓN DE LA ADECUADA (que no la mejor…que no existe).
  • ACTUAR POR ETAPAS, que serán fáciles y realizables.
  • REEVALUACIÓN.

Para finalizar añadiremos que desde la primera sesión de counselling debería quedar encuadrado el problema y los objetivos a conseguir, el número de sesiones dependerá del tipo de problema, de su gravedad, de la predisposición al cambio de la persona usuaria y de su compromiso; pero en cualquier caso el número de sesiones deberá ser el menor posible. Para ello es imprescindible marcar un PLAN DE ACTUACIÓN donde queden acordadas el número de sesiones al mes, siendo lo óptimo una sesión semanal o al menos dos mensuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s